martes, 28 de mayo de 2013

el dinero no da la felicidad...pero sí la BICICLETA!





ibon•donostia



Creo que no hay una verdad más absoluta, la bicicleta nos hace felices…

Fue inventada allá por el año 1839 por un escocés de nombre Kirkpatrick Macmillan, aunque no tenía la misma pinta que las actuales…




Solo hay que fijarse en la cara de la gente que se desplaza en el vehículo más internacional y democrático del mundo, ya que son pocas las personas que no saben andar en bicicleta o no pueden acceder a ella, con unos 800 millones de ejemplares distribuidos por el mundo.





Las hay de todo tipo de tamaños, tipos y colores, de carretera, de montaña, de paseo, tándem, de reparto, eléctricas, etc. Además se pueden adaptar a diferentes usuarios algunas incluso para gente con movilidad reducida...

Aquí podéis ver un repertorio un tanto peculiar...

Ahora se está recuperando la moda de las bicicletas fixed o de piñón fijo, que para entendernos son esas en las que nunca puedes dejar de pedalear y para frenar tienes que contrapedalear…las hay también de muchos tipos y seguro que encuentras más de una por tu ciudad.




Hay grandes marcas y diseñadores que se han dedicado a diseñar bicicletas increíbles aunque solo al alcance de unos pocos privilegiados…ejemplo de ello es la ncycle.





Por suerte para algunos de nosotros, supongo que habrá diseños épicos que seguro no tienen nada que envidiar a los arriba citados por su valor sentimental.


Y con la cultura de la bici, en las ciudades se van creando carriles para bicicletas, discriminando a veces a los vehículos a motor y creando la mayoría de las veces espacios más agradables para habitar: sin humos, sin ruidos, sin trafico...

Hay movilizaciones sociales que buscan el fomentar el uso de la bicicleta con el fin de mejorar los espacios urbanos, que se han denominado internacionalmente como masa crítica, logrando cerrar temporalmente calles y avenidas enteras para disfrute de los viandantes, patinadores y ciclistas. 

Así que no hay excusas que valgan, seguro que este verano podéis desempolvar esa bici olvidada en el fondo del trastero, hinchar las ruedas y salir a pasear con el buen tiempo, ya veréis como sin daros cuenta se os escapa una sonrisa al sentir el viento sobre vuestra cara...

Bueno y para terminar aquí el que se pasa de feliciano y se construye un porche a partir de una bici, a mi me parece excesivo pero su sonrisa nos dice todo...




A disfrutar de la bici toca!!!












4 comentarios:

ÚLTIMAS ENTRADAS