miércoles, 27 de marzo de 2013

Las mil caras de barro

·Elvira· Benguela (Angola)·

Me enamoré del barro. Acompañó imágenes de países tan distintos... Se expuso seco y duro al mirar; me dió sed. Se derramó flexible entre mis dedos, curvándose en formas mágicas. Empapó la paja, formando una costra dura y hermosa. Se quebró volviéndose asustadizo, sin protegernos de la lluvia, ni del frío. Se irguió firme cerrando pueblos, mostrándose como barrera infranqueable. Fue sucio. Fue sano y me aseguró humedad y temperatura perfectas. Fué eterno y también duró sólo un instante....

Herramientas
Espacio de trabajo

Elementos


Construcción

En Angola me he cruzado con el barro más humilde, el material del que se trata de escapar a toda costa. El que se llevan las lluvias. Primero fue el barro de cañas y palos... la gente dio un paso hacia delante y, poco a poco, los adobes sustituyeron las ramas quebradas de lama seca. Hoy la gente se aferra al desalmado bloque de hormigón. Así es. Y es lo normal....



Para los amantes de este material dejo aquí un texto didáctico. Hace un par de años Patricia Pintado elaboró este práctico manual de construcción en adobe para la población de Damba María.



4 comentarios:

ÚLTIMAS ENTRADAS