martes, 21 de febrero de 2012

...porque algunas cosas tienen alma


Llevo unos cuantos días pensando y pensando acerca de la mejor manera de iniciar mis aportaciones en ARKTRS y dándole vueltas a temas que entendía podrían resultar interesantes para finalmente llegar a una conclusión de lo más obvia; antes de escribir yo mismo sobre algo que tal vez a alguno de vosotros os pueda llegar a interesar, mejor enseñaros a alguien que escribe mucho mejor que yo sobre temas que seguro os van a interesar.

Así pues, os voy a presentar un blog llamado “Ecotopología Epigonal” y que según su propio autor, se limita a realizar reflexiones pequeñas y precisas alrededor de la arquitectura.
El culpable de dicho blog es un viejo amigo criado en una isla cálida y soleada, Ibiza, madurado en una ciudad de tamaño importante, Barcelona, y deportado recientemente a otra isla, más fría pero igual de exótica que la que le vio nacer…Islandia.

Os animo a leer cada uno de los pequeños textos disponibles en el blog, dotados de un punto de vista un tanto diferente al que estamos acostumbrados a ver, con una peculiar sensibilidad y que abarca temáticas típicas y no tan típicas tratadas desde una personal perspectiva.

Aún así, me veo en la obligación de aportar algo ya que al fin y al cabo, es un servidor el que firma, por lo que voy a atreverme a recomendaros uno de ellos, por breve, conciso y cierto, “Del tiempo cosificado en la arquitectura”, ¿por qué? Porque algunas cosas… tienen alma.















Redactado por Carlos Garmendia
Fotografías de Ecotopología Epigonal

1 comentario:

ÚLTIMAS ENTRADAS